Uniformes

Todo sobre los uniformes y la ropa laboral

Uniformes y ropa laboral en la empresa

Todo lo que tiene que tener en cuenta a la hora de renovar o implantar el sistema de vestuario corporativo en su empresa.

Uniformes y ropa de trabajo

La uniformidad de personal, especialmente de los que trabajan de cara al público, en las empresas comerciales y de servicios puede mejorar de forma notable la imagen de la empresa además de aportarle un buen número de ventajas.

No se trata de que el personal por llevar uniforme vaya a rendir más o hacer mejor su trabajo, pero tendremos a nuestro alcance la posibilidad de controlar qué imagen queremos transmitir además de proporcionar a los trabajadores ropa laboral adecuada a las funciones que desempeñan. Por otra parte, las razones que llevan a las empresas a definir uniformes para sus trabajadores no tienen que ver sólo con aspectos relacionados con la imagen o la estética; usar uniformes en las empresas es positivo por muchas razones:


Cuando una empresa decide instaurar un uniforme o ropa laboral entre sus trabajadores tendrá que tener en cuenta una serie de detalles:

Conoce profundamente la legislación y el convenio de nuestro sector
Tienes que estar al tanto de todos los aspectos relacionados con la vestimenta. Además, determinadas profesiones requerirán elementos especiales y ropa de protección laboral. Una buena asesoría nunca viene mal.

Escuchar y negocia con los trabajadores
Más alla de lo que establezcan los textos legales como obligatorio, cuando la impresa trata de implementar unas normas de vestuario corporativo o uniformes laborales -al igual que en cualquier otra medida- lo ideal es que no tenga que imponerse sino que los propios trabajadores lo asuman como propio, estén de acuerdo e incorporen las ventajas de la medida a su ideario. Hazles partícipes de la decisión. Permíteles opinar sobre las distintas alternativas de vestuario, colores.

Busca un buen proveedor de uniformes o ropa laboral
No se trata sólo de obtener una buena relación calidad precio en las prendas que te interesan. Internet puede ser un buen sitio para encontrar el proveedor de uniformes que encesitas. Un proveedor constante, con experiencia, que pueda garantizarte una continuidad en los modelos a lo largo del tiempo, variedad de tallas, disponibilidad de stock y posibilidad de suministro en tiempos razonables. Por otra parte, puede parecer obvio, pero es importante que te asegures de que los modelos de uniformes que escojas para los distintos puestos cuenten con versión masculina y femenina y que, además, prevean la situación de las distintas fases de embarazo. No sólo pienses en la gente que actualmente trabaja en la empresa sino el la que pueda incorporarse en el futuro.

Prevé todos los detalles: uniformes completos
Muchas empresas -sobre todo las pequeñas y medianas- limitan su concepto de uniforme a una camiseta o polo serigrafiado, dando instrucciones a los trabajadores para que incorporen el resto de las prendas con determinadas características; por ejemplo, pantalón vaquero o negro. Esto a medio plazo resulta negativo; basta que un trabajador incorpore una chaqueta o jersey para que se pierda la uniformidad. Los uniformes han de concebirse de forma integral. Todas las situaciones, épocas del año y entornos a los que estará expuesto un trabajador han de estar previstos y contar con las prendas laborales y complementeos correspondientes.

No descuides el calzado
Especialmente los trabajadores que desarrollen parte de su jornada de pie o en entornos de riesgo, es lógico que requieran, dentro de su ropa laboral, un calzado específico reforzado o con una adherencia o protección especial.

Ten en cuenta el deterioro
Lo normal es que las empresas asuman íntegramente el coste de todas las prendas del uniforme y los complementos de la ropa laboral y elementos de seguridad personal y que además los faciliten en cantidad suficiente para que puedan mudarlos. Pero además deberás tener en cuenta que estos elementos sufrirán un desgaste lógico que será distinto en función del entorno de trabajo. Así deberás prever reposiciones cada cierto tiempo. También debes ofrecer a los trabajadores la posibilidad de adquirir elementos del vestuario por extravío o necesidades adicionaless.

Vestuarios y taquillas
Los vestuarios, zonas de cambio y taquillas serán más o menos necesarios en función del número de trabajadores y de la actividad que desarrolle la empresa, pero tienes que tener en cuenta que cuando una empresa incopora políticas de uniformes y ropa laboral es altamente recomendable darle a los empleados la oportunidad de cambiarse en el centro de trabajo. Por otra parte, disponer de taquillas individuales donde los trabajadores puedan depositar con garantías sus pertenencias es una inversión muy interesante.



Enlaces de publicidad relacionados con Uniformes